Un plan sencillo y viable

Dado que una vez se tiene el conocimiento suficiente, con tecnología de bajo coste es posible hacer mascarillas quirúrgicas domésticas con un efecto similar a las comerciales, hay un sencillo plan de acción posible en tres pasos, capaz de reducir significativamente la tasa de infección de la pandemia:

1- Un grupo de expertos edita una guía oficial sobre construcción doméstica y uso de mascarillas similares a las quirúrgicas. El método o métodos que consideren más viables y útiles para la población general.

2- Los medios de comunicación difunden masivamente la guía oficial de construcción de las mascarillas.

3- Las autoridades emiten la prohibición, so pena de multa cuantiosa, de acceder al espacio público sin llevar al menos una de estas mascarillas. 

- Lo expuesto es el único modo de repartir en pocos días y de reemplazar sin límites varias decenas de millones de mascarillas para toda la población. Los chinos llevan todos mascarilla y así lo han superado.

- Sería una forma factible y quizás efectiva, si seguimos el ejemplo chino, de cortar de raíz el contagio entre las personas que deben abandonar su confinamiento para ir a comprar o a trabajar.

- ¿Cómo podemos proponer esto a las autoridades?


Comentarios

  • Bueno...las Autoridades cuando hacen un comunicado publico , siempre aluden a un "Comite de expertos"....habria que saber como poder dirigirse al dicho Comite.
Accede o Regístrate para comentar.