Método alternativo a las mascarillas quirúrgicas

1 – La OMS ya recomienda mascarillas quirúrgicas para todos. No protegen por filtrado, solo controlan el flujo de gotitas de saliva que emita su portador. Son incómodas de llevar y complejas de usar y de reemplazar en grandes cantidades. Hay que volver obligatorio su uso, pero quizás sería mejor el uso de un sistema alternativo con un efecto similar.

 

2 - Modo sencillo de replicar el efecto de una mascarilla quirúrgica.

- Póngase una gorra con visera.

- Colóquese una bolsa transparente por la cabeza.

- Sujete la bolsa con 2 o 3 imperdibles a la ropa alrededor del cuello.

 

3 – Cómodamente y mostrando el rostro del usuario, controlamos el flujo de gotitas de saliva que pueda emitir y lo protegemos del flujo directo exterior (toses, etc.). Si alguien tose cerca o muy cerca, basta aguantar la respiración y alejarse.

 

4 - Al quitar la bolsa en casa, le daremos la vuelta, la tiraremos a la basura y nos lavaremos las manos, los imperdibles y la ropa.

 

5 - Es mucho más sencillo y barato suministrar y reemplazar bolsas adecuadas en grandes cantidades.

 

6 – Incluso es posible diseñar una pieza exprofeso reutilizable, con pinzas, para sujetar la bolsa alrededor del cuello.


¿Vale la pena difundir esto?


Accede o Regístrate para comentar.